Quienes somos Contacto Libro de Visitas Portal Indepsi
TERAPEUTAS Y PSICOTERAPEUTAS
 

WILLIAM RONALD DODDS FAIRBAIRN (1889 - 1964)

 

fotoNacido en Edimburgo, Escocia, el 11 de agosto de 1889, es el único hijo del matrimonio compuesto por Ronald Fairbairn, escocés miembro de la Iglesia Presbiteriana que decidió casarse recién cuando tenía 35 años, y Cecilia Leefe, una inglesa de su misma edad proveniente de una familia adscrita a la Iglesia Episcopal. La infancia de Ronald transcurrió en un ambiente muy severo y restrictivo, en particular en lo concerniente al ámbito de la sexualidad. Esta condición -propia de la Escocia de aquella época y de Europa en general- proveyó un escenario de desarrollo caracterizado por una gran tradición cultural por una parte, y principios religiosos y morales fuertemente arraigados, en especial respecto de lo sexual y el respeto a los mayores, por otro. A esta condición ambiental, se pudiera agregar algunas características personales de los progenitores. Así pues de su padre se comenta, por ejemplo, que tenía un marcado síntoma neurótico relacionado con la privacidad del acto de orinar -sintomatología que Ronald reproduciría en su edad adulta-, y sobre su madre sostienen algunos biógrafos que se ocupaba más de la disciplina y la supervisión que de la transmisión de ternura relacional. Este tipo de circunstancias habrían contribuido, según John Sutherland, a que Fairbairn  desarrollara una fuerte timidez y escasa asertividad.

Su enseñanza básica y media la realizó en el Merchiston Castle School, y aunque al alcanzar su juventud consideró inicialmente convertirse en pastor de la Iglesia Presbiteriana, optó finalmente por estudiar filosofía ingresando en 1911 a la Universidad de Edimburgo, donde se graduó en “Filosofía Mental” -hoy considerada psicología- en 1914. Continuó con estudios de teología, griego y otras materias más acordes con su interés religioso, participando en diferentes post grados tanto en Alemania como en Inglaterra.

Al declararse la Primera Guerra Mundial fue llamado al ejército, participando en 1917 en la campaña contra los turcos bajo las órdenes del General Allenby en el Royal Garrison Artillery, habiendo estado apostado en Egipto y Palestina. Durante este periodo le tocó visitar hospitales para oficiales, donde observó diversos trastornos nerviosos así como casos de neurosis de guerra, esta visión consolidó su interés por la psicología médica y la psicoterapia.

Luego de finalizada guerra realizó sus estudios de medicina graduándose en 1923. Al concluir con su formación médica, Fairbairn trabajó como asistente médico en el Royal Edinburgh Hospital for Mental Diseases, entre 1923 y 1924. Entre 1927 y 1933 trabajó como psiquiatra con niños y adolescentes en la Clínica Psicológica de la Universidad de Edimburgo, su colaboración con esta entidad la mantuvo hasta 1935 cuando se traslada a la Child and Juvenile Clinic, trabajo que combinó con su labor en el Royal Edinburgh Psychiatric Hospital. No obstante este recorrido, su acercamiento al campo de la psicoterapia se produjo mucho antes en 1921, cuando comienza su análisis personal con E. H. Connell, quien había sido analizando de E. Jones. El análisis que realizó con Connell no poseía la cualidad de didáctico pues este no estaba reconocido o certificado como analista didacta ante la sociedad de psicoanálisis. Esta circunstancia, no impidió que Fairbairn luego fuera admitido como miembro en esta sociedad.

La experiencia desarrollada en estos años de trabajo, la transfirió hacia dos ámbitos complementarios: el primero, una serie de artículos sobre desarrollo de infancia y adolescencia, maltrato infantil y abusos sexuales y el segundo como docente en la Facultad de Psicología de la Universidad de Edimburgo entre 1927 y 1935, el rechazo del mundo académico hacia el psicoanálisis lo llevó a presentar su renuncia como docente ese año y de ahí en más se dedica por completo solo a la práctica privada.

En 1929, presenta su tesis doctoral sobre los mecanismos de represión y disociación, para ese momento se encuentra inmerso de lleno en el campo del psicoanálisis. Así lo testimonia su asistencia al congreso de la IPA realizado en Oxford ese mismo año, así como sus frecuentes contactos con Edward Glover y Ernest Jones. Todo ello deviene en su nombramiento como miembro adjunto de la Sociedad Psicoanalítica Británica en 1931, para tal instancia presentó el trabajo titulado “Aspectos en el análisis de una paciente con una anormalidad física genital”. En 1939 fue aceptado como miembro pleno con todos los derechos, aceptación que podría considerarse un reconocimiento a la calidad de los trabajos realizados ya que como señalamos anteriormente su analista personal no estaba reconocido como didacta y hasta donde conocemos no habría realizado formalmente su análisis didáctico con ningún analista de tal condición.

Sobre su vida personal, podemos señalar que tuvo dos matrimonios, el primero en 1926 con Mary Ann Gordon. Con ella tuvo tres hijos, una mujer y dos hombres; el segundo de los varones -Nicholas- llegaría a ser un destacado político del Partido Conservador en el Parlamento Inglés durante la década del ’70. De acuerdo a los testimonios realizados por su hijo Nicholas, su madre habría experimentado un rechazo hacia él al momento de nacer lo que habría obligado a Fairbairn a desarrollar la doble función parental con él y sus hermanos. Se sugiere además que con posterioridad, la esposa de Fairbairn habría desarrollado un estado de alcoholismo que la acompañó hasta su muerte en 1952. En 1959 Ronald vuelve a casarse, en esta oportunidad con Marion Frances Archer.

Su biógrafo J. Sutherland lo describió como una persona correcta y muy protocolar, a la vez que empático y de trato agradable, un caballero. Su forma de actuar y pensar en su adultez no daba pistas de sus inclinaciones sacerdotales de juventud sino que más bien lo mostraban como un conservador que había desarrollado una línea de escepticismo. Esto último se veía representado en su postura política conservadora, que lo hacía desconfiar de los regímenes implantados por cambios revolucionarios a los que veía como formas de tiranía, prefiriendo ante esto la evolución y cambios progresivos y graduales en la trama social.

Respecto de su postura teórica, siempre fue respetuoso de los planteamientos freudianos. Ello no le impidió, sin embargo, desarrollar un pensamiento original. Para algunos el aislamiento geográfico, estimuló su capacidad crítica independiente y su formación inicial en el campo del a filosofía dio rigurosidad a su pensamiento. Así pues aunque nunca rompió oficialmente con el pensamiento freudiano, propuso una la teoría de la motivación humana alternativa a la de Freud donde la libido es buscadora de objeto y no de placer, una de las implicancias de este razonamiento es que el niño estaría orientado hacia otros desde el inicio del a vida. También se le reconoce su aporte en los mecanismos de defensa, con su definición de los mecanismos esquizoides. En 1943, en relación al mecanismo de la represión, explicó su papel en relación a los objetos malos internalizados. Dentro de sus disquisiciones teóricas, Fairbairn consideró importantes los postulados de M. Klein -a quien escuchó hablar en 1934 de los estados maniaco-depresivos-, siendo el concepto de posición de Klein el que más fuertemente incorporaría en sus planteamientos de las relaciones de objeto como estructurante precursor de las subsecuentes fases del desarrollo psicosexual y del Edipo. En 1952, se publicó su trabajo Estudio Psicoanalítico de la personalidad, único libro de su autoría publicado en vida. Los trabajos realizados durante la década del 50 se encuentran recopilados en el tomo I de sus Obras Selectas. Entre los trabajos destacados de este periodo citaremos dos: el primero, Observaciones sobre la naturaleza de los estados histéricos, escrito en 1954, donde junto a su exposición sobre la histeria, termina de describir la estructura intrapsíquica (endopsíquica), en tanto en 1958 escribe Sobre la Naturaleza y los Objetivos del Tratamiento Psicoanalítico, un completo repaso de sus recomendaciones técnicas para el desarrollo de un proceso psicoterapéutico. Pero sin duda el aporte más reconocido de este autor corresponde a su trabajo en el campo de las relaciones objetales, podríamos señalar que la descripción principal de su postura se encuentra descrita en su trabajo de 1944 Las Estructuras Endopsíquicas Consideradas en Términos de Relaciones de Objeto, donde el aparato psíquico es descrito en cuanto a su constitución por objetos introyectados o interiorizados. La estructuración propuesta por Fairbairn consta de cinco instancias: Yo Central (YC), Yo Libidinoso (YL), Saboteador Interno (SI), Objeto Rechazante (OR) y Objeto Necesitado (ON).

A partir de 1950 su salud se fue mermando progresivamente a partir de un ataque de influenza viral que experimentó en ese entonces, a partir de entonces lo ataques se fueron haciendo cada vez más graves, y aunque no le impidieron seguir trabajando, el 31 de diciembre de 1964 fallece este estudioso de las relaciones humanas que aunque no creo escuela formal, influyó de manera significativa el campo del psicoanálisis, las relaciones de objeto y a través de esto podemos considerarlo un referente del psicoanálisis vincular influyendo entre otros sobre autores como Pichon-Riviere, Bleger, Kesselman y otros, y también de modalidades más actuales como son la terapia y psicoanálisis interpersonal e intersubjetivo.

 

INDEPSI

 

 

Volver al News 28-54

 
Instituto de Desarrollo Psicológico Indepsi Ltda.
Avda. Los Leones 1701, Providencia, Santiago, Chile.
Fonos (56-2) 2047080 (56-2) 223-4970.

©Indepsi. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial.