Contacto ·  Portal Indepsi  Nº 23 -1997
CORRIENTES PSICOANALÍTICAS

OTTO KERNBERG

Juan Carlos Roldán, Psicólogo Clínico y Psicoterapeuta

Instituto de Desarrollo Psicológico Indepsi

Otto Kemberg nace en Viena en 1928. Emigra posteriormente a Chile y es en nuestro país donde se gradúa de médico y después de psicoanalista. En los años cincuenta el movimiento psicoanalítico chileno estaba muy influido por las ideas Kleinianas, de modo que su formación académica se ve marcada por estos planteamientos. Con posterioridad Kemberg emigra a Estados Unidos, llevando consigo el interés en el desarrollo de la teoría de las relaciones objetales, de la cual es uno de sus principales difusores en ese país.

En su desarrollo teórico trata de integrar distintas corrientes en un mismo planteamiento, es así como intenta ligar tres líneas diferentes: la teoría de las relaciones objetales, la teoría freudiana de las pulsiones, y los hallazgos de las ciencias biológicas en este dominio. También intenta aunar en sus postulados la teoría de las relaciones objetales de M. Klein y D. Fairbain, por una parte, con los de la psicología del yo por otra, es decir, M. Mahler, E. Jacobson, H. Ha y E. H. Erickson.

En estricto rigor, Kernberg actualiza las concepciones kleinianas del funcionamiento yoico en las etapas primeras de su desarrollo, bajo el prisma del conocimiento de la psicología del yo del mismo. Ha sido paradójicamente uno de los principales difusores en Estados Unidos de la teoría Kleiniana a la vez que uno de sus principales y más autorizados críticos.

Resumir brevemente, para los fines de este espacio, los logros y contribuciones de este eminente autor, en y hacia la teoría y práctica psicoanalítico, resulta difícil. En su desarrollo teórico y profesional Otto Kemberg deja un legado que puede ser considerado en sí mismo un lineamiento aparte. En adelante señalaremos sus más reconocidas contribuciones.

Como se sabe, el interés clínico y teórico de Kemberg gira en tomo a las relaciones objetales internalizadas, en particular al tipo de relaciones presentes en la patología grave del carácter. En su trabajo psicoterapéutico Kemberg advirtió que pacientes con este tipo de diagnóstico y los llamados fronterizos presentaban características defensivas particulares, referidas a la escisión, y logró concluir la presencia de una alternancia de "estados yoicos" absolutamente disociados entre sí, estados que mantienen una identidad particular: absoluta coherencia entre el pensamiento, afecto, manifestaciones subjetivas y la conducta. Por esto adquiere fundamental importancia, en su estudio y postulados, el mecanismo de defensa de la escisión (característico de las fases tempranas de desarrollo yoico) y sus mecanismos afines. En particular dentro de éstos, replantea el mecanismo de defensa de la identificación proyectiva, al cual le da vital importancia en el desarrollo del proceso terapéutico de los pacientes con organización fronteriza de personalidad.

En lo teórico propiamente tal, expone un desarrollo normal y patológico de las relaciones objetales internalizadas, elaborando un modelo que une relaciones objetales, desarrollo instinto y formación del yo. Este modelo da lugar a tres niveles del proceso de internalización: introyección, identificación e identidad del yo (denominados como sistemas de identificación). Identifica y describe cuatro fases básicas del desarrollo de las relaciones objetales, teorizando sobre los cuadros patológicos que se derivan del fracaso o fijación en cada fase (es en este punto, en lo que respecta de las edades en que se desarrolla cada fase, en el que presenta mayores discrepancias con la teoría kleiniana, coincidiendo más plenamente con las fechas propuestas por M. Mahler). También ha entregado elementos de comprensión teórica y clínica de la patología narcisista del carácter, ayudando a su distinción del narcisismo normal. Se ha adentrado en el estudio y explicación de patologías graves como la personalidad antisocial y el narcisismo maligno, desarrollando parámetros diagnósticos diferenciales a este respecto.

En lo clínico, su interés se centra en un marco multidisciplinario de tratamiento de la organización fronteriza de personalidad, entregando lineamientos de atención hospitalaria para él mismo. Quizás su más conocida contribución en este ámbito es el desarrollo de "la entrevista estructural", la que permite recoger y evaluar información en la entrevista diagnóstico de un paciente, para discernir el tipo de estructura de personalidad que posee. En relación con esto, ha delineado tres tipos de estructuras, entregando esquemáticamente sus parámetros diagnósticos: estructuras neurótica, Fronteriza y psicótica de personalidad, en base a los mecanismos de defensa, función de identidad y prueba de realidad.

Desde otro punto de vista, ha desarrollado una "Clasificación psicoanalítico del carácter", que usa como parámetros el desarrollo instintivo, el desarrollo del superyo, el tipo de operaciones defensivas utilizadas por el yo, en conjunto con la naturaleza de los rasgos patológicos del carácter, y por último, el tipo de relaciones objetales internalizadas. Esta clasificación permite una visión estructural del paciente de modo de rechazar un diagnóstico presuntivo en casos en que no es posible realizarlo de un modo mas preciso.

Para el conocedor más profundo de la obra de Kemberg, una de sus contribuciones mas importantes en términos clínicos ha sido el desarrollo de la "Psicoterapia expresiva" o "Psicoterapia de expresión". Esta es una modalidad distinta del psicoanálisis clásico y de la psicoterapia de apoyo. En ella Kemberg introduce modificaciones técnicas al procedimiento psicoanalítico clásico, de modo que se ajuste a las características estructurales de los pacientes con organización fronteriza de personalidad. Largas de enumerar una por una, cabe mencionar a dos como las más llamativas: en primer lugar, la posibilidad de romper la neutralidad técnica en ocasiones justificadas, que permite la estructuración de las sesiones y de la vida del paciente para bloquear el "acting-out", y en segundo, la interpretación en el aquí y ahora de la transferencia.

A diferencia del psicoanálisis, la psicoterapia expresiva se lleva a cabo cara a cara, de modo de aprovechar la riqueza informativa de la conducta no verbal del paciente. Esta forma de hacer psicoterapia da especial énfasis a la contratransferencia: elegida como una herramienta fundamental, el terapeuta que practica la psicoterapia de expresión debe hacerse un experto en la identificación y manejo de sus reacciones contra-transferenciales, de manera de obtener de ellas información del paciente difícil de rescatar de otro modo, debiendo constituirse en un apoyo constante para él.

Kemberg, en conjunto con otros autores que participan en el programa de Investigación en Psicoterapia para Limítrofes en el Hospital Nueva York -Centro Médico Cornell, División Westchester-, ha editado un libro llamado "Psicoterapia psicodinámica del paciente limítrofe" (Editorial Planeta, 1995, México) el que es un serio aporte al conocimiento de la Psicoterapia de expresión. En él se explica paso a paso la implementación de esta psicoterapia, de modo didáctico y, como es costumbre en Kemberg, apoyado en casos clínicos ilustrativos.

Es indudable el valor heurístico de la obra de Otto Kemberg, característica que da lugar a la investigación y contrastación teórica en el ámbito de la patología grave del carácter. De hecho, el mismo Kemberg ha incursionado en temas como el de las relaciones amorosas, normales y patológicas, en un libro de título similar. De la obra general del autor, actualmente se encuentran disponibles en Chile: "Trastornos graves de la personalidad", 1987. Editorial El Manual Moderno, México; "Desórdenes fronterizos y narcisismo patológico", 1993. Editorial Paidós, México; "La teoría de las relaciones objetales y el psicoanálisis clínico", 1993. Editorial Paidós, México; "La agresión en las perversiones y en los desórdenes de la personalidad", 1994. Editorial Paidós, México; "Relaciones amorosas Normalidad y patología", 1995. Editorial Paidós, México.

En consideración del sitial internacional que ocupa desde hace tiempo O. Kemberg, es que es posible considerar que la constante difusión que él hace de sus conceptos en Chile (dictando conferencias, participando en seminarios, congresos, etc.), entrega a nuestro país un material de primera mano y calidad, situación que nos da la oportunIdad de estar en contacto con uno de los autores y clínicos psicoanalíticos más reconocidos actualmente.

   Volver al correo Nº 23            

Instituto de Desarrollo Psicológico Indepsi Ltda.
Avda. Los Leones 1701, Providencia, Santiago, Chile.    Fonos (56-2) 2047080     (56-2) 223-4970.