Instituto de Desarrollo Psicológico Indepsi  
· Quienes somos · Contacto · Libro de Visitas · Sucripción Newsleter · Portal Principal -
Menu Indepsi
Presentación
Quienes Somos
Introducción
Marco Teórico
Profesionales
Formación
En Psicoterapia
Cursos
Talleres
Practicas Profesionales
Publicaciones
Correo de Psicoterapia
Revista de Bioanálisis
Libros y Ediciones
Artículos
Actividades
Atención Clínica
Reuniones Clínicas
Convenios
Red Gratuita
Correo de Psicoterapia
Anteriores
Newsletter   
Inscripción
Psicometría
Asesoría On Line
Asesoría Psiquiatras
Asesoría Psicólogos
Servicios Indepsi
Guía Psicometría
Guía de Psicoterapia
Artículo Destacado
Clásicos Destacados
Libros Destacados
Fichas Clínicas
Artículos Clínicos
Recursos Terapéuticos
Noticias

Estadisticas

 

 
Artículos Clínicos:                                      

 

Psicometría y sus Modalidades

Indepsi

La psicología contemporánea en el proceso de asimilarse al estatus general de las ciencias, ha ido incorporando la metodología de las mismas. Junto a ello fueron apareciendo nuevos métodos de estudio y comprensión de la conducta humana, los que apoyados en la experimentación dieron origen -entre varias opciones- a una que se la conoce con el nombre de método Psicométrico.

Este, introdujo un esfuerzo por lograr una apreciación objetiva. cuantitativa y comparable de uno o más aspectos de la conducta y/o personalidad de los seres humanos, mediante la elaboración estadística de los datos obtenidos y, utilizando recursos simples y de aplicación relativamente sencilla. Varias décadas después, dichos esfuerzos han fructificado en la existencia de un cuerpo consistente de herramientas o test psicológicos. que son utilizados permanentemente en el ámbito de la psicología clínica, educacional y laboral.

Un test es un instrumento cuya finalidad consiste en ser un criterio de prueba y de valoración autónoma de un componente previamente determinado de la conducta humana. Por esta razón, para que el test goce de esta cualidad debe cumplir con algunos requisitos indispensables: estar estandarizados, es decir, ser objetivos (independientes de quien lo aplique o interprete), ser consistente y fiable, tener sensibilidad para discriminar entre diferentes sujetos, y poseer validez. Sólo cumpliendo estas condiciones metodológicas podemos reconocer en un test psicológico una adecuada herramienta de investigación.

Así desde hace ya un siglo, cuando en 1890 Mackeen Catell propuso el nombre de "test mentales" a la fecha éstos han dado origen a varias ramas del saber y han sido uno de los instrumentos más utilizados en la investigación y aplicación en las Ciencias del hombre, contándose a la hora de clasificarlos, cinco divisiones de entre las más significativas: Test de Desarrollo, Test de Inteligencia, Test de Aptitudes Específicas, Test de Conocimiento y Rendimiento, Test de Personalidad.

No obstante, como toda herramienta científica, un test debe ser debidamente operado, y en la medida que existe un conocimiento básico de éstos un profesional, puede recurrir a ellos como una fuente rica y provechosa de información útil. Saber seleccionar cuál prueba, en qué condiciones, qué cosa mide, cuáles son sus limitaciones y cuáles son sus bondades, etc., son algunos de los puntos que optimizan el recurso de un test psicológico.

Circunscribiéndonos al ámbito más específico de la psicología clínica y de la psicopatología, encontramos nuevamente una ayuda significativa de dicho instrumento para el quehacer profesional y reconociendo que existen variadas clasificaciones de test; según qué midan (ejecución, lenguaje, motricidad, inteligencia-, deterioro orgánico, etc.) o según el modo en que miden (individualidad-colectiva, verbal, rapidez-rendimiento, etc.), nos interesa elaborar una clasificación que simplifique en el ámbito de la Psicología Clínica, una adecuada decisión a la hora de contar con el recurso de tener información de orden psicométrico.

Las necesidades de un clínico, en relación al diagnóstico de los elementos presentes en un determinado cuadro clínico, habitualmente quedan sujetas al "criterio del especialista" (el manejo de Sistemas Diagnósticos, la experiencia clínica y las reuniones de casos son, por lo general, las fuentes de nutrición de este proceso). El test psicológico, se inserta en este aspecto como un modo novedoso de corroboración y complementación de dicho proceso. Evidentemente no lo sustituye pero lo enriquece confirmando o aportando con antecedentes difíciles de detectar por otra vía.

En este sentido, nos parece adecuado considerar de entre categorías de pruebas psicológicas, mencionadas anteriormente, algunas herramientas de mayor utilización clínica:

  • I. Pruebas de Personalidad.
  • II. Pruebas de Inteligencia.
  • III. Pruebas de Daño Orgánico.
  • IV. Pruebas Clínicas Específicas

I. Pruebas de Personalidad. Escalas que intentan medir la ejecución típica o habitual (conducta) global de un sujeto (personalidad y rasgos). En clínica encontramos dos grandes categorías:

P. Psicométricas: elaboradas a partir de procedimientos estadísticos, con material estandarizado y tipificado en las tres fases fundamentales: aplicación, corrección e interpretación. Son series de ítemes (cuestiones o afirmaciones) referidas a sentimientos, creencias, deseos, actitudes y otros modos de comportamiento de las personas.

De las de mayor uso: el MMPI (Minessota), es fundamental para el diagnóstico clínico, sus preguntas abordan, áreas psicosomáticas, salud en general, síntomas obsesivos, fobias, alucinaciones, sexo, matrimonio, etc.; el C.P.I. (Califomia) que evalúa 15 rasgos; el 16 PF de Catell que mide 16 factores normales y otros 4 de segundo orden; y el EPI y EPQ de Eysenck basados en factores bipolares como Extraversión-introversión, neuroticismo control y psicoticismo.

P. Proyectivas: Presentación de un estímulo visual inestructurado y carente de sentido, de manera que el sujeto proyecte contenidos o producciones psicológicas con cierto grado de libertad. En clínica los más usados, y de alto valor diagnóstico, pronóstico y psicoterapéutico son: el Rorschach: 10 manchas de tintas, logradas empíricamente y estandarizadas, en donde el sujeto proyecta libremente, entrega información sobre inteligencia, mundo afectivo, mundo social y contenidos intrapsíquicos. Existe una lectura Psicoanalítica del Rorschach, que prácticamente lo convierte en "una radiografía del alma"; el T.A.T. (test de apercepción temática), de Murray lámina de escenas con significado dudoso y el sujeto debe articular una historia, en donde a merced a procesos de identificación, de resistencia, el explicitación de deseos y necesidades primarias, es posible perfilar la personalidad del mismo; el test de Phillipson, de relaciones objetases que permite describir los detalles de la dinámica interna de la personalidad: relación con la autoridad, con las figuras parentales, con la pareja, etc.

II. Pruebas de Inteligencia. Escalas elaboradas para reflejar una gran variedad de situaciones, intentando valorar la actuación intelectual (atención, concentración, memoria, inducción, análisis, etc.). resumiéndolas en un valor llamado C.I. (coeficiente intelectual).

De uso común en clínica, para identificar y clasificar Deficiencias Mentales, Grados de deterioro de cuadros psicóticos y/u orgánicos, y presencia de lesión cerebral (oscilación de rendimiento, función más deteriorada, etc.). Las pruebas más usadas son las escalas de Weschler, llamadas Wais (adultos), Wisc (escolares), Wisp (preescolar), de alta discriminación y completo análisis verbal, manual y de funciones específicas. Si se desea un índice general el Dominó (fichas de dominó, que miden funciones intelectuales) o el RAVEN (matrices progresivas gráficas) puede ser un buen indicador general.

III. Clínicas Específicas. Conjunto de escalas más particulares, o pruebas específicas destinadas a evaluar un aspecto puntual de la personalidad del sujeto. Dependiendo de las necesidades del clínico, de las dificultades para un diagnóstico diferencial o de la dificultad del paciente en trasmitir información útil. Escala de Suicidio, Escala de Intereses y Aptitudes, Escala de Desarrollo Psicomotriz, test de Organicidad (Bender-Bender Bip), test gráficos (del Árbol, de la persona, de la Familia, otros); son muy prácticas como herramientas complementarias a la función clínica. En general, como existe un amplio aspecto se sugiere solicitar del especialista -el psicometrista clínico- la elección de la prueba manifestando el área de interés, o la información requerida.

CUADRO SINOPTICO

PRUEBAS PSICOLOGICAS Y CLINICAS

PERSONALIDAD
INTELIGENCIA
PROYECTIVAS Rorschach
Específico
W. A. I. S.
Test Apercepción Temática: T.A.T.
C.A.T. W. I. S. C.
Phillipson W. I. S. P.
PSICOMETRICAS M.M.P.I. (Minessota)
General
Raven
California (C.P.I.) Dominó
CLINICAS ESPECIFICAS
E.P.I. y E.P.G. Escala de Suicidio
16 P.F. Escala de Intereses y Aptitudes
Test Gráficos (Familia, Árbol, Persona, otros).
Escala de Desarrollo.
Organicidad Bender Bip.

 

  Inicio      Indice          

 

 

 
Buscar en toda la red

(c)Indepsi Homepage es propiedad del Instituto de Desarrollo Psicológico Indepsi 1998-2012