Instituto de Desarrollo Psicológico Indepsi  
· Quienes somos · Contacto · Libro de Visitas · Sucripción Newsleter · Portal Principal -
Menu Indepsi
Presentación
Quienes Somos
Introducción
Marco Teórico
Profesionales
Formación
En Psicoterapia
Cursos
Talleres
Practicas Profesionales
Publicaciones
Correo de Psicoterapia
Revista de Bioanálisis
Libros y Ediciones
Artículos
Actividades
Atención Clínica
Reuniones Clínicas
Convenios
Red Gratuita
Correo de Psicoterapia
Anteriores
Newsletter   
Inscripción
Psicometría
Asesoría On Line
Asesoría Psiquiatras
Asesoría Psicólogos
Servicios Indepsi
Guía Psicometría
Guía de Psicoterapia
Artículo Destacado
Clásicos Destacados
Libros Destacados
Fichas Clínicas
Artículos Clínicos
Recursos Terapéuticos
Noticias

Estadisticas

 

 
Artículos Clínicos:                                      

 

Contribuciones de W. R. Bion a la Psicoterapia de Grupo

 

Samuel Pinzón Bonilla.

La fuerza del pensamiento del psicoanalista inglés Wilfred R. Bion se mantiene hoy tan poderosa como cuando aparecieron sus trabajos, que llenaron de ideas a los trabajadores de la salud mental. Su obra se basa en Freud y Melanie Klein y su aporte al trabajo con grupos combina dichas influencias y su experiencia con pacientes durante la Segunda Guerra Mundial. Bion establece la presencia de supuestos básicos, vivencias inconscientes que coexisten junto a la mentalidad de trabajo y que apartan al grupo de su tarea y cuya interpretación promueve el crecimiento del grupo.

 

PALABRAS CLAVES: Supuestos básicos, valencia, interpretación, grupo, grupo de trabajo, transferencia, psicoterapia.

 

Los escritos de W. R. Bion lucen como profundamente pensados, inquietantes, e intensamente estimulantes. Tal estilo ha sido responsable de la tendencia a santificarlos, en tanto que no se les comprende realmente. Bion habla de las dificultades para expresar, con palabras conocidas, ideas nuevas; lo cual lo lleva, a veces, a introducir términos desprovistos intencionalmente de significado o a utilizar palabras conocidas con significados estipulados por él.

Grinberg, Sor y Bianchedi dicen que “el lenguaje de Bion contiene lo que parecen ser dudas, verdades a medias, misterios, incertidumbres; transmitir estos aspectos de sus ideas es, prácticamente, imposible.” El estilo de Bion no implica incapacidad literaria, sino un intento calculado de dar un significado a través de la experiencia, así como mediante la exposición didáctica. El lector es compelido a llenar las palabras de Bion con su propia experiencia.

 

1. Freud y Bion

Freud pensaba que la capacidad intelectual del grupo se reducía. Bion dice que aun cuando los supuestos básicos estén activos, el grupo muestra trabajo de alto nivel intelectual en la asimilación de las interpretaciones. Freud veía en el grupo la clase de relaciones presentes en la familia cuando el individuo ha llegado al estadio del complejo de Edipo; esto es, que los rasgos emocionales del grupo son neuróticos, siendo las principales fuentes de ansiedad los temores de pérdida de amor y de ser castrado. Bion enfocó las ansiedades como derivadas de fases mucho más tempranas en las cuales los temores son de desintegración, o sea, la pérdida del self o la locura. Tanto Freud como Bion enfatizaron que la psicología individual y grupal constituyen el mismo campo de estudio.

 

2. Conceptos de Bion sobre grupos

Bion condujo y estudió grupos pequeños en la Clínica Tavistock de Londres y sus conceptos han sido particularmente útiles para el estudio de las instituciones, ya que formulan procesos psicológicos de grupo en términos integrativos. Para él, un grupo es una función o un conjunto de funciones de un agregado de individuos en el mismo estado de regresión.

La gente debe juntarse en un grupo para que puedan demostrarse y dilucidarse los fenómenos de grupo, pero esto no es necesario para que el grupo exista. (esto es similar a la situación en psicoanálisis, donde el paciente tiene que entrar en una relación terapéutica con el analista para que el analista pueda demostrar y analizar la transferencia, pero no para que exista el fenómeno transferencial.). Bion considera que el grupo es esencial para que un hombre pueda llevar una vida plena. Ningún individuo existe sin referencia a un grupo.

Los grupos traen a colación fenómenos que pueden ser mejor entendidos si uno tiene cierta experiencia tanto con el fenómeno psicótico, como con la conducta normal y la neurótica. Lo que observamos en el grupo y en la situación psicoanalítica individual constituye una visión binocular del mismo fenómeno. Su teoría reflejó una asimilación progresiva de los estadios más tempranos del desarrollo psicológico debido a su propio análisis con Melanie Klein.

El grupo es, así, para cada miembro un todo indiferenciado hacia el cual el individuo es presionado inexorablemente a conformarse y en el cual cada quien ha perdido su individualidad e independencia. El individuo experimenta esta pérdida como perturbadora y, así, el grupo está en un cambio más o menos constante dadas la interacción de los supuestos básicos, la cultura grupal y la lucha individual para mantener la individualidad. El grupo de trabajo y el grupo de supuesto básico son dos aspectos del funcionamiento del grupo. Ambos existen y ambos son necesarios.

Los supuestos básicos constituyen la fantasía inconsciente de las personas en los grupos. Son supuestos tácitos que prevalecen en los grupos y demandan satisfacción instantánea. Los supuestos básicos en el grupo cristalizaban para Bion réplicas de las emociones con las que el infante se relacionaba a la madre y, posteriormente, a la familia.

En los grupos se observa a menudo conflicto entre el deseo de expresar los sentimientos de manera irresponsable y el deseo de ser maduro y considerar las consecuencias. Cuando el grupo funciona bajo un supuesto básico, no aprende ni se adapta a partir de la experiencia, sino que realmente se resiste al cambio, aunque puede cambiar muy rápidamente de un supuesto básico a otro. El grupo, en su resistencia a la tarea, se asemeja al neurótico que busca tratamiento y quiere mejorar, pero parece querer tanto o más la gratificación de su condición neurótica. Lo que generalmente uno observa en realidad es un grupo de trabajo invadido, incomodado y cargado por los grupos de supuesto básico. Hay un continuo intento del grupo por seducir a los líderes para alejarlos de la tarea.

Los supuestos básicos representan una interferencia con la tarea, de la misma manera que los impulsos primitivos pueden interferir con el trabajo de una persona madura y bajo su influencia sus miembros se encuentran confusos, tienen mala memoria y se encuentran desorientados en el tiempo. El lenguaje no se desarrolla como un método para pensar, sino como una forma de actuar.

Existen tres modalidades de supuestos básicos:

  • a) de dependencia: el grupo sostiene la convicción inconsciente de que está reunido para que alguien, de quien el grupo depende en forma absoluta, provea la satisfacción de todas sus necesidades y deseos. Un ejemplo fehaciente de este supuesto es la creencia del pueblo panameño de que Estados Unidos proveerá los recursos para mejorar cuando haya problemas.
  • b) de ataque-fuga: el grupo sustenta la idea de que existe un enemigo dentro o fuera del grupo del cual es necesario huir o atacarlo. En los grupos terapéuticos, el enemigo puede ser un miembro del grupo, la persona del terapeuta, sus palabras, la enfermedad física o mental u otros. Cuando el terapeuta es considerado el enemigo: el grupo ignora sus intervenciones, demuestra su desprecio a través de palabras o actos, los miembros llegan tarde y/o se ausentan. De hecho, todo miembro de un grupo se adhiere al mismo para luchar o escapar de algo.
  • c) de apareamiento: se comparte la creencia de que no importa cuál sea el problema presente y las necesidades del grupo, algo o alguien, en el futuro, lo resolverá. La esperanza da vida a este supuesto básico. Al igual que en la historia, si se produce un mesías, pronto será rechazado ya que, para mantener la esperanza, éste no debe nacer, no debe llegar.

3. Psicoterapia

Bion considera que en los grupos que se reúnen para estudiar su propia conducta, la interpretación consistente de la tendencia a los supuestos básicos los traerá gradualmente a la conciencia, disminuyendo sus temores.

Debe evitarse cualquier intervención dirigida a la psicopatología de un individuo, porque ésta sería destructiva para la experiencia del grupo. El grupo siente tal y cual cosa cuando, de hecho, sólo una o dos personas parecen comportarse de manera que fundamente esta afirmación, si, en el momento en que esto se produce, el grupo no da muestras de la conducción que recibe.

La situación emocional es casi siempre tensa y confusa y, por lo tanto, no resultará fácil para el líder, que necesariamente debe ser parte del grupo, decir lo que está pasando.

Al ofrecer al grupo una interpretación, los términos usados deben ser tan simples y precisos como sea posible - de manera concreta, sin recurrir a los conceptos teóricos en que se basan los puntos de vista del psicólogo.

La ausencia de uno o varios miembros a las sesiones de grupo representa un peligro para la coherencia del grupo e induce escisiones en donde se tiende a considerar virtuosos a los presentes. Todos habremos escuchado decir que integramos una selecta minoría cuando asistimos a un evento al que la mayoría de los miembros del grupo no ha asistido. El momento para una interpretación es propicio cuando ésta parece ser evidente y, sin embargo, pasa inadvertida.

Muy frecuentemente a Bion se le decía que no tomaba parte en el grupo o que nunca daba una oportunidad para que el grupo conociera sus opiniones, aunque probablemente él consideraba que hasta hablaba más que ningún otro. El líder no goza de mayor libertad para ser él mismo que cualquier otro miembro del grupo, por lo que es útil que conozca su valencia o tendencia a entrar en combinación con el grupo respecto a los supuestos básicos.

Cuando el grupo entra en períodos interminables de monotonía, la misma parece un mal menor que iniciar cualquier acción para acabar con ella. Bion considera necesario ahondar en las tensiones que pertenecen a las pautas familiares y, aún más, en las ansiedades primitivas de las relaciones parciales objetales ya que en éstas se encuentran las causas últimas de todo el comportamiento del grupo.

 

CONCLUSIONES

Si bien pensamos que es útil desde el punto de vista clínico, la hipótesis de los supuestos básicos no puede ser considerada como una fórmula rígida, pues limitaría nuestra capacidad como psicólogos para enfrentar de manera espontánea nuestras vivencias ante el grupo.

La psicoterapia de grupo es un trabajo en el cual, si bien no puede dejarse de ver que el grupo está formado por individuos, no se enfatizará en el individuo sino en el grupo. El psicólogo deberá mantener esta premisa como guía.

 

BIBLIOGRAFIA

  • The works of W. R. Bion on group psychotherapy, developed during World War II, still stand as an exciting and thought-provoking system of ideas.
  • Bion's writings seem challenging, incomplete or paradoxical, but they are always demanding the reader's active participation.
  • He emphasized on the role of unconscious when groups are working and how it interferes with achieving the goal of a group's task.
  • BION, W. R. (1994). Experiencias en grupos. Traducción de Angel Nebbia, Editorial Paidós, México, D.F.
  • GRINBERG, Leon (1972). y otros Introducción a las ideas de Bion. Editorial Nueva Visión, Buenos Aires, Argentina
  • RIOCH, Margaret J. (1970). The Work of Wilfred Bion on Groups Psychiatry Vol. 3(1)
  • SUTHERLAND, John D. (1995). The Autonomous Self: the Work of John D. Sutherland (Library of Object Relations) Cap. 11 p. 149-181 Jason Aronson, U.S.A.
  • Publicado Por Samuel Pinzón Bonilla (20/05/2001)
  • En Asociación Panameña de Psicólogos.
  • http://app-panama.org/

  Inicio      Indice          

 

 

 
Buscar en toda la red

(c)Indepsi Homepage es propiedad del Instituto de Desarrollo Psicológico Indepsi 1998-2012