Sandor Ferenczi
· Quienes somos · Contacto · Libro de Visitas · Sucripción Newsleter ·
-
Indepsi
Su Vida
Biografia
Línea de Vida
Galería Fotografías
Su relación con....
Epistolario
Literatura
Bibliografia
Artículos
Revisiones
Publicaciones
Fichas Ferenczianas
Psicología Bioanalítica
Tópicas Ferenczianas
Glosario Ferencziano
Escritos Bioanalíticos
Notas sobre Bioanálisis
Investigación Bibliográfica
Material de Investigación
Citas Ferenczianas
Citando a Ferenczi
Material Gráfico
Denostaciones
Vinculaciones Ferenczianas
Ferenczi/Freud
Pares y Discípulos
Psicoanalistas Afines
Vinculos
Estudiosos de Ferenczi
Psicoanalisis en Red
Noticias
Busqueda

Estadisticas

Miembros de la
Sándor Ferenczi Society
Budapest, Hungria

Sándor Ferenczi Institute Nueva York, U.S.A.

 

Comentario:

 

Lacan, Ferenczi y Freud.

Wladimir Granoff.

 

Ed. EPEELE. 2003. 160 pp.

 

Entre los numerosos textos de Wladimir Granoff (1924-2000), publicados en revistas o inéditos, sólo hemos conservado unos cuantos para constituir esta recopilación que no pretende, por lo tanto, dar una visión de conjunto de los trabajos y de los intereses del autor.

El título que se le dio a esta obra indica lo que motivó el partido que hemos tomado: el de reagrupar los textos escogidos alrededor de tres figuras, de tres nombres que marcaron de un modo muy particular el trayecto del autor de Filiations (extracto nota del editor francés).

 

Wladimir Granoff (Estrasburgo 1924 - Paris 2000)

Procedente de una familia cercana a la nobleza rusa, Granoff se caracterizó por sus maneras refinadas, sus gustos de dandy, su afición a los coches deportivos y un interés profundo por las lenguas. Hablaba, en efecto, fluidamente por lo menos cuatro lenguas y solía decir: «Cuando encierro en mi cabeza palabras ofensivas, o cuando cuento, es en inglés; cuando me quejo y siento lástima por mí mismo, me lo digo en ruso, y cuando hablo frente a un público, lo hago en francés. Pero cuando me canto canciones de la infancia, son alemanas». Ferviente lector de Freud, se mostrará singularmente atento a los problemas que plantea su traducción, como si para él la única vía de acceso al pensamiento fuera la que se inscribe en las lenguas y viaja a través de ellas. A él le dedica entonces cuatro de los ensayos centrales reunidos en este libro.

Este es el personaje que la historia designó junto con François Perrier y Serge Leclaire (la llamada «troica») para encargarse de la delicada tarea de convencer a los dirigentes de la International Psychoanalytic Association que aceptaran acordar su reconocimiento oficial a la nueva Société Française de Psychanalyse (con Lacan incluido). Desplegó en esas negociaciones un enredado juego de componendas y maniobras que lo comprometieron en el papel oscuro y triste, lamentable y trágico, que terminó por desempeñar en la exclusión de Lacan de la internacional psicoanalítica. La IPA exigió, efectivamente, la eliminación de la enseñanza y la clínica didáctica de Lacan, lo que significaba de hecho su exclusión, que Lacan calificó en 1964 como una «excomunión». Después de intrincadas negociaciones, llegó el momento de decidir y cada uno siguió su camino: Granoff a la IPA, mientras sus dos compañeros optaron, en ese momento, por acompañar a Lacan. Esto permitió que muchos lo designaran en el lugar del traidor pero su personaje es sin duda mucho más complejo y no puede ser reducido a esa dimensión. Como dice Allouch, entre Lacan y Granoff hubo dos malentendidos cruzados. Granoff trató de conciliar lo inconciliable y de mantener a Lacan en su pertenencia a la institución, que en esa época tenía un poder sin alternativas aparentes en la escena internacional. Poder que ejercía de tal modo que una exclusión tenía, por entonces, un efecto desgarrador. Y así resolvió que si los analizantes de Lacan deseaban ser aceptados por la IPA como analistas debían abandonarlo y emprender su análisis con otro psicoanalista. Acorralado, Granoff optó y lo hizo por la institución internacional. En cuanto a Lacan, su exclusión tuvo un efecto paradójico: liberarlo del corsé institucional burocrático y lanzarlo a una exacerbación de la originalidad de su enseñanza y sus efectos fecundos para el psicoanálisis.

Este contexto vuelve indispensable para los lectores interesados en el psicoanálisis el acceso a los textos que incluye este volumen: además de los consagrados a Freud, las entrevistas tituladas «Palabras sobre Jacques Lacan», y «¿Lacaniano o no?» que dan una idea de esa intensa y difícil relación; los artículos sobre Ferenczi cuya obra Granoff fue el primero en dar a conocer en Francia y los homenajes que rinde a los que con él integraron aquella troica de triste tarea.

 

 

Inicio          Indice                  

                     

          

 
Buscar en toda la red

(c)Sandor Ferenczi Homepage es propiedad del Instituto de Desarrollo Psicológico Indepsi 1998-2012